Orchard Recipes

    Apio

    Este vegetal es uno de los principales diuréticos.

    Esta propiedad le viene conferida por su riqueza en aceites esenciales, especialmente abundantes en la semillas - fundamentalmente limoneno y selineno - y en la raíz – asparagina.

    Un componente que aparece en abundancia con gran capacidad para aliviar la retención de líquidos.

    Estos mismos componentes, aunque en menos proporción, también aparecen en las hojas.

    Así pues, si precisamos de una cura más drástica, podemos optar por realizar una infusión con las semillas secas, en una proporción de 1,5 gr. Por taza y beber 2 o 3 tazas al día.

    Sus efectos neutralizantes combinados con su aporte en silicio ayudan en la renovación de las articulaciones y el tejido conjuntivo (artrosis, artritis reumatoide)

    También podemos exprimir un par de tallos y hojas con la batidor y bebernos el jugo, combinandolo con la zanahoria, el limón o la manzana y siempre tendiendo en cuenta que la proporción de esta planta, al tener un sabor tan fuerte, debe ser de una cuarta parte con respecto al líquido total.

    Ofrece efectos tranquilizantes, gracias a su contenido en ftálida.

    Simplemente comiendo el apio, en combinación con otras verduras u hortalizas podemos comprobar como expulsamos mayor cantidad de orina que de lo normal, de manera que iremos perdiendo peso.

    El aceite esencial tiene propiedades antibacterianas con lo que, al mismo tiempo, que aumentarnos la micción, nos ayudará a combatir las infecciones de los riñones causadas por virus o bacterias.

    Buen depurativo ya que tiene un efecto muy alcalinizante de la sangre además de eliminar el ácido úrico, será muy útil consumir esta planta a personas con sobrepeso, pero también a enfermos reumáticos, a los que tengan gota, a los diabéticos, a los que tengan piedras de riñón ( cálculos renales ), de vesícula o los tengan tendencia a desarrollar arenillas.

    Incluso puede ser muy útil para los enfermos de hígado, dado que al eliminar toxinas descargan este órgano que no tiene que realizar tanto trabajo para depurar la sangre.

    Sin embargo, dado que es un alimento que contiene muchos oxalatos, hay que evitar la ingestión de este alimento en cantidades elevadas y la administración de tratamientos fitoterapéuticos en aquellas personas que presenten lesiones renales graves o aquellos que presenten inflamaciones en la vejiga.

    El apio es aconsejado en los tratamientos de acné, ya que al colaborar como depurador de la sangre, mejora dichos síntomas.

    Igualmente, no resulta conveniente los preparados con apio durante el embarazo porque su contenido en apiina puede producir abortos.

    Resulta muy conveniente para el aparato circulatorio. Comer con cierta frecuencia la planta tierna nos ayudará a rebajar el colesterol, eliminar el ácido úrico, combatir la hipertensión y evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

    El apio se ha considerado un alimento muy adecuado para el buen mantenimiento de las relaciones sexuales. Se considera un buen afrodisiaco, al aumentar el deseo sexual e incrementar la potencia facilitando la erección del pene. La forma más fácil de conseguir estas propiedades es comer apio crudo en ensaladas.

    Ademas de resultar un alimento muy conveniente, el apio se ha venido utilizando como planta medicinal desde la antigüedad.

    Formas de uso

    Adelgazamiento:

    El apio l apio ayuda a bajar de peso. Realizar una infusión con las semillas secas, en una proporción de 1.5 gramos por taza y beber 2 ó 3 tazas al día. También exprimir un par de tallos y hojas con el batidor y bebernos el jugo, combinándolo con la zanahoria, el limón o la manzana. También puede comer apio en combinación con otras verduras para expulsar orina.


     

    Afrodisíaco:

    Aumenta el deseo sexual e incrementa la potencia facilitando la erección del pene. Consumir apio crudo en ensaladas.


     

    Aparato circulatorio:

    Comer apio con cierta frecuencia.


     

    Arenillas:

    Al eliminar el ácido úrico evita el desarrollo de arenillas. Realizar una infusión con las semillas secas, en una proporción de 1.5 gramos por taza y beber 2 ó 3 tazas al día.


     

    Arritmias cardiacas:

    Para regularizar el ritmo cardiaco se pueden tomar unos 30 gramos de polvo de semillas, divididos en 3 tomas diarias.


     

    Colesterol:

    Para rebajar el colesterol se puede ingerir zumo de la planta fresca.


     

    Diurético:

    Realizar una infusión con las semillas secas, en una proporción de 1.5 gramos por taza y beber 2 ó 3 tazas al día. También exprimir un par de tallos y hojas con el batidor y bebernos el jugo, combinándolo con zanahoria, limón o manzana. También puede comer apio en combinación con otras verduras para expulsar orina.


     

    Enfermedades cardiovasculares:

    Una de las maravillosas propiedades del apio. Evita la aparición de enfermedades cardiovasculares. Consumir apio en ensaladas con otros vegetales.


     

    Enfermedades del hígado:

    Al eliminar toxinas, ayuda al hígado a no realizar tanto trabajo para depurar la sangre. Exprimir un par de tallos y hojas con el batidor y bebernos el jugo, combinándolo con zanahoria, limón o manzana.


     

    Enjuagues bucales:

    Muy adecuados para curar las llagas de la boca o problemas de las encías. Machacar la planta seca y realizar un enjuague bucal.


     

    Estomacal:

    Abre el apetito. Poner a hervir durante media hora de 30 gramos de raíz por litro de agua. Tomar una tacita delante de cada una de las comidas principales del día.


     

    Expectorante:

    Expulsa las mucosidades debidas a un proceso gripal, bronquitis, etc. Poner a hervir 30 gramos de raíz seca por litro de agua. Tomar un par de vasos al día.


     

    Falta de apetito:

    Un buen plato de apio fresco con algo de cebolla, pimiento rojo y perejil, nos abrirá el apetito y ayudará a realizar la digestión al incrementar los jugos intestinales y expulsará los gases sobrantes.


     

    Gota:

    Para rebajar el ácido úrico e impedir la aparición de la gota se pueden realizar infusiones de semillas en proporción de 1.5 gramos por taza. Tomaremos un par de tazas al día.

     

    Hinchazones:

    Otra de sus propiedades externas es su capacidad para curar las hinchazones. Poner a hervir durante 1 hora de 1/4 de kilogramo de planta por litro de agua. Realizar baños de pies con el líquido resultante durante 15 minutos 3 veces al día.


     

    Hipertensión:

    Comer con cierta frecuencia apio para combatir la hipertensión.


     

    Infecciones de los riñones:

    Combate las infecciones renales causadas por virus o bacterias. Realizar una infusión con las semillas secas, en una proporción de 1.5 gramos por taza y beber 2 ó 3 tazas al día. También exprimir un par de tallos y hojas con el batidor y beber el jugo, combinándolo con zanahoria, limón o manzana.


     

    Nerviosismo:

    Tiene un efecto tranquilizante de los nervios. Poner a hervir 30 gramos de raíz seca por litro de agua. Tomar un par de vasos al día.


     

    Problemas de voz:

    Con problemas de falta de voz (afonía) se pueden realizar gargarismos con la decocción de la planta tierna. Aprovecha las propiedades medicinales del apio y los problemas de voz desaparecerán poco a poco.


     

    Regulador intestinal:

    Capaz de aumentar los movimientos intestinales para ayudar a aquellas personas que sufren de estreñimiento y neutralizar el exceso de bacterias. Consumir apio en ensaladas con otros vegetales.


     

    Reumatismo:

    El apio es muy útil en enfermos reumáticos. Realizar una infusión con las semillas secas, en una proporción de 1.5 gramos por taza y beber 2 ó 3 tazas al día.


     

    Sedante estomacal:

    Cura el dolor y previene los espasmos. Tomar como infusión de 40 gramos de raíz por litro de agua. 2 tazas al día.


     

    Vulnerario:

    Con propiedades para curar las heridas y favorecer su cicatrización. Usar aplicando en forma de enjuague sobre la herida o llaga. Aplicar una cataplasma realizada con las hojas tiernas sobre la zona afectada.


     

    Toxicidad:

    Hay que evitar la ingestión de este alimento en cantidades elevadas y la administración de tratamientos fitoterapéuticos en aquellas personas que presenten lesiones renales graves o aquellos que presenten inflamaciones en la vejiga. Igualmente, no resulta conveniente los preparados con apio durante el embarazo porque su contenido en apiina puede producir abortos.


     

    Valor nutricional por 100 g.

    Calorias 17

    Agua 92 %

    Proteina 2 g

    Glucido 1 g

    Sodio 110 mg

    Potasio 300 mg

    Calcio 40 mg

    Vitamina c 12 mg


     


     


     

     

     

     


     


     

    © 2014 Orchard Recipes